Skip to main content

UFC 194: La Última Conversación

Se acabó la hora de las palabras, ya solo restan los enfrentamientos en el pago por evento del sábado, donde seguramente habrá chispas entre Conor McGregor y Jose Aldo, así como entre Chris Weidman y Luke Rockhold.


El tan esperado encuentro entre Conor McGregor y Jose Aldo, por el título de peso pluma llegará este sábado 12 de diciembre, en el evento estelar de UFC 194 y la presión han acumulado ambos gladiadores, prácticamente en un año, tuvo este día su último encuentro con los medios de comunicación en una conferencia de prensa.

A diferencia de las anteriores ocasiones, Conor se mostró menos agresivo en cuanto a sus referencias para con Jose, aunque no quita el dedo del renglón, asegura que saldrá con la mano en alto y como único campeón en las 145 libras.

“Me encuentro en estado Zen. Mi mente está calmada, preparada, estoy feliz, estoy feliz de que estemos aquí, he hecho muchas conferencias de prensa y estoy feliz porque voy a derrotar a este hombre, mi preparación ha sido perfecta, prepararme en mi país fue genial, estoy listo para dar la mejor actuación de mi vida”, afirmó.

Incluso el gladiador irlandés se atrevió a dar un pronóstico sobre el momento en que terminará la pelea por el título.

“Siento que en cuatro minutos descargaré todo mi poder,
 recibirá golpes en todas partes del cuerpo, después de esos minutos dependerá de él, de su mentalidad y de su físico, qué tan bien preparado esté, pero lo veo tambaleándose y estoy seguro que terminara en el primer round”, dijo.

Aldo fue fiel a su costumbre de mostrarse mesurado en cada una de sus respuestas, pero en todas dejó ver su animadversión por McGregor y su comportamiento.

“Para mí, él es solo un show, confío mucho en mí, en mi potencial, estoy aquí para pelear, lo que sea que dijo no me molesta en lo más mínimo. No me importa quién hace las probabilidades, si quieren hacer dinero fácil simplemente apuesten por Jose Aldo, seguro ganarán”, refirió.

The Notorious aseguró que tuvo espías en el campamento del campeón Scarface, lo cual tomó con mucho humor el brasileño.

“Ese no es problema, todos los espías que pudo tener seguro le dijeron lo mismo, que le voy a ganar de cualquier forma”, manifestó.

Quienes se mostraron más tensos al enfrascarse en una buena guerra de palabras fueron Chris Weidman y Luke Rockhold, quienes pelearán por el título medio de UFC en la pelea coestelar de la función sabatina en la MGM Grand Arena.

“Pelear es acerca de relajarse y hacer ajustes, quién tiene la concentración, trabaja con ella y pueda hacerlo mejor es quien ganará. Siento que soy el hombre para eso, los dos tendremos adversidades pero sé cómo hacerlo, él es un loco por el control y cuando no lo tenga porque no se lo permitiré, entonces yo haré mi trabajo y me iré a casa como campeón”, comentó el integrante del equipo AKA.

En respuesta, Weidman se fue sobre la personalidad de Luke, a quien aseguró que respeta.

“No me gusta tener el control de todo, esa mi esposa, el sábado lo voy a bajar de su nube, que se dé cuenta de su realidad, su mayor debilidad no es física o técnica, sino su ego y por ello es por lo que voy a ganar, cuando lo lance alrededor del octágono será muy divertido. Creo que esta es la división más compleja en UFC, soy afortunado en estar aquí y enfrentarme a los más complicado del mundo, no importa contra quién sea, siempre es una competencia contra mí, solo me mantengo concentrado y si es así nadie podrá vencerme”, acotó.

Ahora las palabras ya son parte de la historia, solo resta que el sábado suban al octágono estos cuatro gladiadores para una de las carteleras más esperadas en todo 2015.