Skip to main content

UFC 197 Blog 3: Noche De Campeones

Yair "Pantera" Rodríguez y Demetrious Johnson se robaron el show con KOs, aunque Jon Jones fue que sostuvo la mayor presión del evento. Reviva las últimas 24 horas de UFC 197.


Dos sonidos marcaron el inicio de la cartelera estelar de UFC 197. El primero fue el momento en el que Yair ‘Pantera’ Rodríguez conectaba una patada de switch voladora en la quijada de Andre Fili. El segundo fue la tremenda ovación de la arena cuando el mexicano veía a su oponente desconectado, se iba sin seguirlo a la lona y la gente explotaba con el nocaut.

Era un fin perfecto para la pelea más importante en la carrera de Rodríguez, especialmente después de un campamento complicado con cambios de entrenadores y algo de turbulencia.

Impecablemente vestido con traje en la conferencia de prensa posterior, el mexicano era puras sonrisas. Lo único que quiere hacer ahora es ir a casa y descansar con su familia. La victoria convirtió a Yair en el primer mexicano en la historia de UFC en iniciar su paso por el octágono con cuatro victorias en fila, superando la racha con la que ‘Goyito’ Pérez inició su carrera.

Platicando con ‘Pantera’ después de la pelea, nos comentó que él aún no siente que haya superado a ‘Goyito’, y que el regiomontano sigue siendo un ejemplo para él.

Lo que Demetrious Johnson hizo en la pelea co estelar de la noche ante Henry Cejudo fue simplemente devastador. Por su tamaño y por el gran boxeo que posee, muchos pensaron que Cejudo tendría la ventaja de fuerza, pero Mighty Mouse mostró su versatilidad.

La pelea llegó rápidamente al clinch, e incluso Cejudo pudo usar la lucha que le ganó la medalla de oro olímpica para derribar al campeón en una ocasión. Pero en el clinch Johnson mostró una fuerza sobrehumana, hizo lo que quiso con Cejudo y rápidamente comenzó a conectar rodillas.

#AnotherOne #UFC197 @MightyMouseUFC https://t.co/hHgmAvU0Fe
— UFC (@ufc) 24 de abril de 2016

Cuando Cejudo retrocedía desconectado después de una rodilla al mentón, el público de la arena se puso de pie. Perisguiendo a Cejudo, Johnson conectó una rodilla brutal al pecho que terminaba la pelea en el 1er asalto.

Logrando su octava defensa consecutiva al cinturón de las 125 libras, Johnson llegó a la conferencia de prensa con la confianza que da demostrar ser el mejor peleador en la historia de la división, y uno de los mejores de la historia de UFC.

Hablando de la pelea Johnson es didáctico y directo. Si bien disfruta el deporte, para él es la manera en la que mantiene a su familia, lo cual hace cada victoria una prioridad.

#BonesIsBack #UFC197 https://t.co/bvWBr1du3n
— UFC (@ufc) 24 de abril de 2016

Dejando atrás los problemas fuera del octágono, Jon Jones regresó para enfrentar a Ovince Saint Preux en una pelea fuera de lo común. Si bien la afición no disfrutó la falta de acción, el tamaño y fuerza de ambos hizo que lo trabado del combate lesionara fuertemente a ambos.

Ovince Saint Preux terminaría peleando más de dos asaltos con una fractura en el brazo y Jon Jones tendría que usar una silla de ruedas para pasar del octágono a la revisión médica.

Si la pelea no fue lo esperado, la victoria de Jon Jones abrió la puerta a una nueva fecha ante Daniel Cormier por el cinturón semicompleto…y el mismo Jones se encargó de crear la controversia al bajar del octágono.

Al salir de la reja, Jones volteó hacia el equipo de comentaristas en inglés que estaban junto al octágono el cual incluía a Daniel Cormier, y al poder llamar su atención, Jones extendía el dedo medio de la mano derecha.

Es momento de viajar de vuelta de Las Vegas a la Ciudad de México, pero la noche de UFC 197 nos dejó tres cosas claras: Yair Rodríguez es una estrella confirmada en UFC, Demetrious Johnson es un peleador que irá directo al Salón de la Fama de UFC, y Jon Jones no ha perdido el toque para crear controversia con Daniel Cormier.