Skip to main content
Eventos

Dominick Cruz, ¿Nuevo Repunte En UFC 259?

El Ex Campeón Galló Tendrá Como Rival A Un Nuevo Talento Que Busca Consolidarse En La División

La última vez que Dominick Cruz subió al octágono fue con el cinturón gallo en juego. En UFC 259 volverá tras nueve meses para enfrentar a Casey Kenney y dejar claro si tendrá un nuevo repunte o es momento de pensar en la nueva generación de 135 libras.

>> CARTELERA COMPLETA UFC 259 <<

Es imposible hablar de la división gallo sin que Dominick Cruz sea parte de la conversación.

Hace 12 años se convirtió en campeón de WEC y mostró que sería un rival difícil de vencer. En su camino se ha enfrentado prácticamente a todos los peleadores de la vieja escuela y con mucha experiencia como Urijah Faber, Scott Jorgensen, Joseph Benavidez y Demetrious Johnson.

Aquel 6 de marzo de 2009, Dom salió con la mano en alto y el cinturón de las 135 libras en sus manos. Después de un par de defensas llegó la transición a UFC y su primer compromiso fue ante Urijah Faber, con quien ya había peleado años atrás en su debut en WEC.

La velocidad, poder y efectividad de Cruz; la técnica en su striking y su extraordinario nivel en el piso lo convirtieron en uno de los favoritos del público. Además, lucía invencible ante los intentos de despojarlo de la corona.

Algunas lesiones lo alejaron del octágono por tiempo prolongado y han sido su mayor contratiempo, pues su actividad se ha visto pausada y retomar el ritmo no ha sido fácil para él.

A pesar de ello volvió a ganar el cinturón en 2016 al superar a TJ Dillashaw y lo defendió de manera exitosa en la trilogía con Urijah Faber. Ese mismo año perdió el título ante Cody Garbrandt y de nuevo quedó fuera de acción. Esta vez por casi cuatro años.

Su autoridad y reputación se ha mantenido intacta, pues sus habilidades y talento son incuestionables. En su último combate se midió a Henry Cejudo por el cetro de las 135 libras, pero el resultado no fue favorable para él.

En UFC 259 volverá a la jaula y tendrá como oponente a un Casey Kenney que ha ganado cinco de sus duelos en UFC y que, desde su debut en 2019, se ha consolidado como uno de los peleadores a seguir en la categoría: su sobresaliente jiu jitsu y resistencia cardiovascular son claves en su juego.

Este duelo es muy importante para el futuro de Dominick Cruz, pues podría significar un repunte en la categoría comandada por otro peleador de la nueva generación, Petr Yan, o el momento de dejar abierta la puerta a la sangre fresca de una categoría que ha desbordado de talento en los últimos meses y se ha robado la atención.