Skip to main content

UFC Fit: Nuevo año, nuevo comienzo

¡Prueba UFC Fit y únete a la comunidad que está cambiando su estilo de vida! Entrena como peleador y obtén resultados que nunca imaginaste. 

Soy de las personas que se entusiasma con el inicio de año. Aunque cualquier día es bueno para imponernos nuevas metas, comenzar el ciclo en enero resulta confortable. Al menos en mi caso –y creo que muchos se identificarán – me siento motivada, poderosa y con ganas de hacer varias cosas que he postergado. Siendo sincera, desde hace un par de años me he propuesto lo mismo: tener un estilo de vida más saludable.

No lo hice mal, pero tampoco lo logré por completo. Era muy constante en el gimnasio, pero no tenía buenos hábitos de alimentación. O viceversa. El problema es que pensaba que hacer ejercicio, me permitiría comer lo que yo quisiera –especialmente postres-. Me estaba auto-saboteando. De nada sirve esta práctica porque no se obtienen buenos resultados.

Empecé el 2015 con una nueva mentalidad: no es necesario hacer dieta. El sentimiento de culpabilidad –en cualquier ámbito de la vida -Mike Dolce creador UFC Fit no es placentero. Percibir que no estás haciendo algo bueno, daña y cansa mentalmente. Entonces, ¿por qué torturarme y ponerme un plazo para bajar cierta cantidad de kilogramos? Creo que ahí está el conflicto.

Nos centramos en reducir kilos y medidas. La báscula se ha convertido en una enemiga. La realidad es que no se trata de tener un “buen comportamiento” por uno, dos o tres meses; o porque se acerca un evento social importante o porque irás a la playa; el punto está en convertir los hábitos saludables en un estilo de vida. Y para eso hay que cambiar el chip en nuestras mentes. Dejar atrás el típico: “Cuando baje estos diez kilos me comeré una enorme rebanada de pastel de chocolate”.

El tiempo corre rápido. Van dos semanas desde que comencé el reto UFC Fit y todo marcha bien. Estas fueron las medidas del día 14:

- Peso: 58.5 kg
- Cintura: 72 cm
- Cadera: 100 cm
- Espalda/Pecho: 89 cm

Cada día tomo mejores decisiones. En mi lista de propósitos para 2015 cambié de “Bajar los kilos que me sobran” por “Le daré a mi cuerpo lo que necesita para sentirse bien”. Aunque parezca una frase usada, todo es cuestión de actitud. Este par de semanas he aprendido a valorar mi cuerpo. Agradezco el poderme mover y tener la oportunidad de ejercitarme. Dejé de odiar mi cadera. Disfruto la hora de la comida. No me apresuro para masticar ni para cocinar.

Lo bueno lleva su tiempo. ¿Se imaginan cuántas veces peleadores como Anderson Silva, Jon Jones, Cain Velásquez o José Aldo –solo por mencionar algunos- han pensado en darse por vencidos? Son seres humanos como nosotros –aunque a veces no lo parezca- y supongo que en ocasiones tienen ganas de tirar la toalla. Pero ahí está el éxito. En no dejarse derrotar por inseguridades, miedo o dolor.

De verdad, UFC Fit ha cambiado mi panorama. Ejercicio y alimentación al alcance de mis manos. Además, imaginarme en un octágono en una pelea de campeonato, me hace sentir poderosa.

¡Sígueme @LaChicaKO!