Skip to main content

Venganza frente a Machida

Por Emiliano Candido - Rashad Evans y Thiago Silva se enfrentarán este sábado 2 de enero en la pelea central del UFC 108 a disputarse en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, Nevada. En el combate co estelar de la noche tendremos un entretenido enfrentamiento entre el inglés Paul Daley y Dustin Hazelett quien regresa tras más de un año de inactividad.

Por Emiliano Candido

Rashad Evans y Thiago Silva se enfrentarán este sábado 2 de enero en la pelea central del UFC 108 a disputarse en el MGM Grand Garden Arena de Las Vegas, Nevada. En el combate co estelar de la noche tendremos un entretenido enfrentamiento entre el inglés Paul Daley y Dustin Hazelett quien regresa tras más de un año de inactividad.

Cuando uno se detiene en los records de la carrera de los dos semipesados que se enfrentarán el próximo sábado, nota que sólo tienen una derrota en su historial. Ambos cayeron ante el campeón reinante de las 205 lbs., el invicto nacido en Belem: Lyoto Machida.

Es por eso que intentarán llevarse el triunfo. Tienen dos objetivos: Vengar su caída y hacerse con el cinturón, algo que pueden lograr si consiguen salir con su brazo en alto de este duro combate pactado a tres asaltos.

Rashad Evans (18-1-1) ha llevado su nivel a lo más alto de los rankings mundiales con estupendas victorias ante Chuck Liddell y Forrest Griffin. Dejando de ser el wrestler unidimensional de sus inicios, ahora sus puños son unos de los más temidos de la categoría.

Thiago Silva (14-1) es uno de los peleadores con más poder de nocaut en el deporte y su estilo ofensivo, sumado a la actitud de nunca rendirse, lo han colocado en la cima de la admiración de varios fanáticos.

La pelea será un clásico combate entre gente que sólo busca noquear a su oponente. El ex campeón intentará hacer gala de su velocidad y agilidad caminando el octágono y esperando el momento preciso en el que el oriundo de San Pablo se lance al ataque yendo en busca de la victoria.

El combate co estelar de la velada, será un clásico duelo de estilos. El striking del peligroso inglés Paul Daley estará frente a uno de los mejores especialistas de Jiu Jitsu brasileño de UFC: Dustin Hazelett.

Este enfrentamiento muestra dos caras absolutamente diferentes. Una si las acciones transcurren de pie, en el intercambio de golpes y otra en el caso de que vayan al suelo a realizar transiciones.

De quedarse en el kick bóxing, Daley (22-8-2) deberá acortar distancias, para evitar el largo alcance de su rival, y conseguir esas manos que pusieron nocaut al danés Martin Kampmann. Paul tendrá que trabajar con mucha frialdad y no desesperarse si es derribado.

Caso contrario es el de Hazelett (14-4). Él tendrá que aprovechar sus patadas frontales para mantenerlo a una cierta distancia. En caso de que ésta desaparezca, seguramente intentará ir al clinch para conseguir un derribo. Y al estar en el piso puede hacer cualquier cosa ya que es uno de los peleadores más complicados de predecir en esa faceta.

Luego habrá dos excelentes encuentros en la división de las 155 lbs. entre gente que suele hacer de sus combates algo para recordar y que a su vez tienen mucha hambre de gloria.

Joe Lauzon volverá de la lesión que lo tiene al margen del octágono desde febrero para medirse con el complicado striker canadiense Sam Stout.

Lauzon (17-4) es un estupendo grappler, pero que no tiene ningún problema si no van al piso y se deben quedar intercambiando golpes, ya que es muy agresivo y eficaz. Mientras que Stout (15-5-1) ha sabido demostrar que tiene un estilo muy variado a la hora de pelear de pie y su defensa de derribos es sensacional por lo que el espectáculo parece estar asegurado.

La otra de la tarjeta televisada vía PPV entre peleadores de los pesos livianos es una que tiene características similares a la anterior. Jim Miller recibirá a Duane Ludwig quien regresa a UFC tras casi 4 años de ausencia.

Miller (15-2) ha demostrado un excelente nivel en el piso. Sus transiciones son espectaculares y nunca se encuentra incómodo en esa faceta. En cambio Ludwig (27-9) es un peleador muy experimentado que prefiere quedarse de pie a tirar bombas, tal y como lo indica su apodo: “Bang”.

La pelea que abrirá la televisación será la protagonizada por dos de los mejores strikers en la división de los pesos pesados en la actualidad. La sensación brasileña Junior Dos Santos se medirá con uno de los pateadores más temidos del deporte: el holandés Gilbert Yvel en lo que será su debut en UFC.

Dos Santos (9-1) acabó con cuanto rival le pusieran delante para hacerse paso en una categoría llena de talentos. Es más, un triunfo contundente el sábado podría ponerlo cerca de una chance titular, algo que quiere arruinar su rival.

Yvel (36-13-1, 1 NC) es uno de esos peleadores que son irregulares pero, si está en su noche, puede noquear a cualquiera. Y qué mejor que el debut en el octágono para demostrar de qué está hecho.

La clave de la pelea estará en la versatilidad del brasileño. Si quiere ganar el combate con seguridad, deberá aprovechar el punto más flojo de su oponente: las acciones en el piso. El brasileño llegó con grandes pergaminos en Jiu Jitsu y aún no ha puesto en escena lo mucho que sabe en el suelo por lo que sería un gran momento para develar esa incógnita.

Volviendo a lo habitual de los últimos eventos, Spike TV presentará dos preliminares que pueden hacer saltar a los espectadores de sus asientos.

En las 170 lbs., el danés Martin Kampmann intentará regresar al sendero triunfal cuando se mida con Jacob Volkmann.

Kampmann (15-3) tiene que volver a su regularidad habitual y planificar bien sus peleas. En este momento lo que le conviene es quedarse de pie y no darle posibilidades de llevar la pelea al piso a su oponente. Por su parte Volkmann (9-1) tiene que aprender de los errores de su combate con Paulo Thiago, subir la guardia y pensar un poco antes de buscar derribos con las manos bajas porque eso puede ser letal ante un golpeador como el danés.

La otra televisada será la que enfrente, en la división de los livianos, a Cole Miller con un peleador que regresa luego de tres años a UFC: Dan Lauzon.

Miller (15-4) buscará vengar su derrota contra Joe Lauzon en The Ultimate Fighter ante el hermano menor. Pero para eso tendrá que planificar una estrategia mediante la cual pueda predominar estando en el piso. Mientras que Dan Lauzon (12-2) tendrá que seguir con su estilo constantemente ofensivo para anular cualquier acción de su rival.

En los combates preliminares, que tal vez no se transmitan, habrá muchos peleadores con ansias de subir escalones en sus respectivas divisiones.

En los medianos, Mark Muñoz (6-1) buscará imponer su wrestling ante un pelador de estilo similar como Ryan Jensen (15-4) que, dicho sea de paso, parece ser más completo a la hora de intercambiar golpes.

En los welter Mike Pyle (18-6-1) intentará que su grappling haga escuela  frente al potente golpeador que dejó una grata imagen, a pesar de perder en su primera pelea, Jake Ellenberger (21-5).

El primer enfrentamiento de la noche verá al brasileño Rafaello Oliveira (9-2) medirse con el debutante John Gunderson (22-6).

El octágono abre sus puertas por primera vez en el 2010 para recibir a dos de los mejores contendientes al título de los semipesados en lo que promete ser una guerra, ya que ambos desean vengarse del campeón reinante pero, por sobre todas las cosas, ganar el cinturón.

Una tarjeta que ha sido golpeada fuertemente por las lesiones de muchos peleadores, pero que se ha hecho un lugar no por nombres sino por la calidad de los enfrentamientos ya que están muy bien armados.

Será una noche larga y de mucha acción. Falta muy poco para arrancar el año. Los peleadores ya pidieron sus deseos para este 2010. Muchos de ellos habrán soñado con un título, y ese sueño empieza hoy. El problema es que hay un solo cinturón para todos por lo que, para hacerlo realidad, deberán dejar la vida dentro del octágono.