Skip to main content

Fabricio Werdum ante la cita de su vida

La noche del 15 de noviembre, en la Ciudad de México, el UFC va a hacer historia con el evento UFC 180, en el cual el combate principal es por la corona interina pesada entre el brasileño Fabricio Werdum y el neozelandés Mark Hunt, enfrentamiento que nos invita a pensar en diferentes y emocionantes escenarios sobre cómo podría terminar antes del límite.

Werdum (18-5-1) llega a esta cita como favorito y sabiendo que este momento es el suyo, que ahora está ante la oportunidad de su vida de capturar el cinturón más preciado de todos, el del UFC.
 

Su camino hasta esta pelea ha tenido altas y bajas. Su primera etapa en el UFC terminó en el 2008, cuando fue noqueado por Junior dos Santos. Después, pasó a Strikeforce y, tras llegar de vuelta al UFC, su ascenso a la cima ha sido poco a poco, dejando a rivales de nivel en el camino y, de manera convincente. Sus triunfos sobre Roy Nelson, Minotauro Nogueira y Travis Browne lo han colocado en este lugar que está ahora mismo; a las puertas del pesado. Y si bien es cierto que la cita inicial era con el campeón, Caín Velásquez, también es cierto que él no tiene por qué sufrir por las lesiones de otros y, si gana esa noche, será un justo campeón interino.
 

El brasilero tiene muchas herramientas en su caja para salir triunfador. Lo primero que hay que comentar es su excelente jiu-jitsu, probablemente el mejor, no solo de los pesados, sino de todo el UFC. Cuando vas a la lona con Werdum, por lo general pierdes ahí mismo. Pregúntenle a Minotauro, otro que es un monstruo en el piso.

Pero no solo de eso vive Fabricio. En los últimos años, él ha agregado un muay-thai de altos quilates, el cual vimos en sus triunfos ante Nelson y Browne. A estos dos peleadores, Werdum los despedazó poco a poco, como el cuento chino de la gota, sin darles ni una oportunidad de vencer.

Este peleador brasileño llega a este enfrentamiento en el mejor momento de su carrera, a los 37 años, buscando imponer su estilo entre los gigantes de las MMA, ahí donde cada golpe es un bombazo y donde cada sumisión es una amenaza violenta si no te rindes a tiempo.


Es ahí donde este guerrero está luchando, tratando de imponerse, tras haber esperado su momento y haber llegado hasta aquí sin pasar por atajos. Lo que ha hecho es vencer a los que le han puesto por delante, hacerlo convincentemente y ahora queda a la espera que la noche del 15 de noviembre todo el trabajo que ha hecho hasta hoy le sirva para dar el último paso, el del triunfo y coronación como campeón pesado.

Vea Aquí Pelea Gratis: Werdum vs Emelianenko

Además, esa es una noche histórica porque corona a los dos primeros campeones del The Ultimate Fighter Latinoamérica y será la primera cartelera del UFC en México.

¿Se le puede pedir más a la vida? Él nos diría que ganar la corona…

Me puedes seguir en twitter en @vikingomartell