Skip to main content

UFC 205: El incidente de la silla

 

Más allá de las declaraciones de la conferencia de prensa previa a UFC 205, hubo un incidente especial que a poco estuvo de salirse de control, cuando Conor McGregor por poco le avienta una silla a Eddie Alvarez. Recapitulemos.

Eddie Alvarez llegó puntual a la conferencia. Conor, como acostumbra, no.

Ello motivó a Alvarez a salirse y esperar a que su oponente llegara, pero se confió de más y dejó su cinturón sobre la mesa.

Cuando McGregor llegó vio el lugar de Alvarez vacío, y tomó el cinturón que estará en disputa, poniéndolo en su lugar.

Eso fue simplemente demasiado para el campeón peso ligero. Al volver al escenario tomó de inmediato lo que es suyo, pero muy molesto, se quitó primero el saco, y luego movió su silla.

How you act when you know somebody will break it up!? @TheNotoriousMMA @Ealvarezfight @ufc #ufc205 #UFCNYC #ufc pic.twitter.com/YFMAKyxcJk
— Tyron T-Wood Woodley (@TWooodley) 10 de noviembre de 2016

“No quería sentarme, porque es un irrespetuoso, así que quité mi silla del camino, para estar listo a lo que ocurriera. La silla se cayó y él pensó que se la aventé. Nunca haría eso”, comenta el campeón a la corresponsal de UFC, Megan Olivi.

“Estas muy tranquilo, ¿no te afectó lo ocurrido?”, le pregunta Olivi.

“Cuando tienes cuatro niños debes aprender a estar en control, todo se sale vuelve un caos en cualquier instante y pelear es lo de menos”, dice sonriendo Alvarez.

“Pero haberlo sacado así de control me da más armas para controlarlo dentro de la jaula. Además, ya se veía ya cansado solo de intentar pelear ahí, y no digo que Dana no sea fuerte, pero si no puedes con Dana White quizá no debas pelear por un título mundial”, termina diciendo el campeón peso ligero.

Por su parte, también tranquilo McGregor comenta a Olivi precisamente esa confusión: “Me aventó la silla, eso fue lo que provocó todo”.

Dana White pudo controlar la situación, aunque el campeón peso pluma comenta que el incidente ocurrido en Las Vegas vino a su mente, y fue cuando se calmó para simplemente seguir con la conferencia y así terminar incluso con un careo intenso, pero nada agresivo.

Solo resta ver si esa tranquilidad se mantendrá este viernes durante el pesaje que se llevará a cabo en el Madison Square Garden a las 6pm locales.